jueves, 5 de abril de 2007

WILFREDO TORRES ORTEGA

Escribe: Blasco Bazán Vera

Wilfredo Torres Ortega, nació en Trujillo el 5 de abril de 1920. Fueron sus padres don Julio Torres Plascencia y doña Zenaida Ortega Sobenes. Era el mayor de 5 hermanos: Antonio, Jorge, Gustavo y Raúl. Sus estudios primarios los realizó entre el Puerto de Salaverry y el de Pacasmayo, los secundarios en el Instituto Moderno de Trujillo. Ingresó a esta Universidad trujillana en 1939 y se graduó de abogado en 1946.

Casado con Yolanda Mendoza Gálvez de donde nacen: Glauco, Hugo y Mario, este último heredó la vena literaria del padre.

Torres Ortega tuvo destacada actuación en cuanta institución participó. Fue decano del Colegio de Abogados de La Libertad, Presidente de la Asociación de Docentes de la UNT, Director del Programa de Derecho y Ciencias Políticas y logró viajar a Chile, Argentina y Uruguay llevando siempre la brillantez de sus actos. Como poeta, se adjudicó, en 1963, el premio Poesía que convocó el diario “La Nación” de Trujillo; ya en 1940, l943 y 1945 obtuvo los primeros premios de poesía en los Juegos Florales Universitarios y en 1949 ganó el primer premio a los juegos “Florales del Norte”.

La amistad, fue el principal don que prodigó Torres, por eso, el día de su desaparición terrenal, dejó un hondo vacío difícil de llenar. Con los poetas Carlos Humbeto Berríos, Horacio Alva Herrera, Marco Antonio Corcuera Díaz, selló una inquebrantable amistad por lo que en el inexorable momento de cumplir, Wilfredo, su voto terrenal, aquellos también perdieron algo de su existencia. Algo de lo que tuvieron todos ellos en común: Dar cada uno un poco de sí para no sentirse uno más que el otro.

Wilfredo Torres Ortega fue el censor de esta mancomunada amistad.

Su niñez, refrescada por la brisa marina de los puertos de Salaverry y Pacasmayo le hizo arrancar bellos versos de canto al mar y sus especies. En él depositó sus penas, sus alegrías y en él vio la grandeza de la creación divina. El mar, cual sensitivo ser, le impuso a que su calidad poética aflore con dimensión de ternura. Veamos:

MARINERO
Cien olas botan las sienes
Del marinero de sal.
El viento se arremolina
Con sus puños de titán.
Dibújese el torso nube
Que se cansó de volar.
Tatuados brazos trabajan
La violenta inmensidad,
Tiene en los ojos abiertos,
Luz para el mundo llevar
Una rosa de los vientos
El corazón de cristal.
Hasta que venga la muerte
Silbando mares de paz,
Cien olas baten los vientos
Del marinero de sal.

Fue codirector de “Cuadernos Trimestrales” que fundara conjuntamente con Marco Antonio Corcuera, Horacio Alva Herrera. y Carlos Humberto Berríos.

Casualmente, con motivo de su muerte ocurrida el 4 de agosto de 1972 esta revista le dedicó la edición N° 47 bajo el título “El Mar y sus Palabras” retomando el mismo nombre con que apareció “Cuadernos Trimestrales de Poesía” allá por el año de 1951.

La Revista “NORTE” que es el vocero del Instituto de Estudios Vallejianos, que ahora dirige el escritor y docente Adolfo Alva Lescano, acertadamente en 1996, el N° 3, publica para nuestro sentir un título llamado “Cuatro Sonetos” en la Pág. 116 donde podemos observar lo que escribe Wilfredo Torres Ortega, Horacio Alva Herrera, Carlos Humberto Berríos, Marco Antonio Corcuera Díaz y se menciona a Héctor Centurión Vallejo, todos ellos integrantes de “Cuadernos Trimestrales de Poesía” los mismos que más tarde integraron “Las Tertulias con Vallejo” dirigidas por Germán Patrón Candela.

El escritor Andrés Aguirre Lynch, por encargo de la esposa de Wilfredo Torres, doña Yolanda Mendoza Gálvez, publico el 2003, un libro que contiene toda la poesía del desparecido escritor.

1 comentario:

Diegookstar dijo...

Hola yo soy nieto de Hugo,el hijo de wilfredo , me gustaria saber mas sobre mi visabuelo , como sus poemas , espero tu respuesta

saludos ,
Diego